SALUD

Paseos otoñales por el bosque: los 6 beneficios para el cuerpo y la mente

Otoño. Ha comenzado un periodo mágico en el que los bosques se tiñen de nuevos colores, desde el amarillo pajizo hasta el naranja intenso, y se llenan de olores, desde el de las resinas hasta el de las setas.

Y son precisamente los cambios propios de la época los que hacen de esta estación un momento perfecto para redescubrir el vínculo con la naturaleza y vivir una experiencia capaz de devolver el equilibrio al cuerpo y al espíritu.

Un paseo por el bosque en esta época del año reduce el estrés y restablece la paz interior. Fortalece el sistema respiratorio. Reduce los niveles de cortisol. Es una verdadera sesión de terapia de color. Ayuda a redescubrir el "asombro". Enseña a "dejarse llevar".

foto Freepik
Fortalece el sistema respiratorio
Pasear por un bosque es dejarse envolver por una multitud de fragancias naturales. En particular, entre los aromas más intensos están los aceites esenciales amaderados que emanan de las coníferas y sus resinas, que enriquecen la calidad del aire, aportando, a través de la respiración, numerosos beneficios para el cuerpo y el alma, así como una conexión más profunda con la naturaleza.
foto Freepik
Reduce los niveles de cortisol
El "baño de bosque" es una antigua práctica japonesa que, mediante la inmersión total en el bosque y la inhalación de los monoterpenos que liberan las plantas, ayuda a reducir el estrés y a normalizar la presión arterial, con efectos beneficiosos también para el sistema inmunitario.
foto Freepik
Mejora la circulación y la postura
Para disfrutar de una experiencia completa y global, una actividad interesante para probar en otoño es caminar descalzo sobre el lecho de hojas caídas, para establecer un contacto real con la naturaleza.
foto Freepik
Es una verdadera sesión de terapia del color
Con la llegada del otoño, muchos árboles se tiñen de nuevos colores: la responsable es la clorofila que, al degradarse, elimina el típico color verde y resalta los demás pigmentos de las plantas.
foto Freepik
Ayuda a redescubrir el asombro
Un paseo por el bosque y en contacto con la vegetación tiene también un importante efecto emocional: ver cambiar la naturaleza lleva a redescubrir el asombro, una dimensión innata en los niños, pero que también los adultos pueden revivir concentrándose en el presente y redescubriendo el equilibrio del cuerpo y el espíritu.
foto freepik
Te enseña a dejar ir tu mente
El otoño es la estación del cambio y sumergirse en la naturaleza en su momento de transformación tiene un importante valor simbólico: se está en ese periodo en el que algo llega a su fin, sólo para dar paso a otra cosa; los árboles se desprenden de sus hojas, pero éstas serán el alimento de las plantas durante la próxima estación.
Informativa ai sensi della Direttiva 2009/136/CE: questo sito utilizza solo cookie tecnici necessari alla navigazione da parte dell'utente in assenza dei quali il sito non potrebbe funzionare correttamente.