SUMINISTRO

Hambre nerviosa, qué es y cómo combatirla

El hambre nerviosa es un trastorno muy extendido que lleva a utilizar la comida como válvula de escape para compensar estados emocionales negativos. El estrés, la ansiedad, la tristeza, la soledad y el aburrimiento pueden desempeñar un papel clave en este trastorno.

Los momentos especialmente difíciles de la vida pueden llevar a algunas personas a descargar su hambre a través de la comida: no se come por una necesidad física (para satisfacer la sensación de hambre), sino para encontrar un "remedio" contra las emociones negativas o contra una sensación general de vacío dentro de uno mismo.

Reconocer el hambre nerviosa e intentar contrarrestarla es posible. Veamos cómo. (fuente: grupposandonato.it)

freepik
Qué es el hambre nerviosa
El hambre nerviosa es un trastorno muy extendido que lleva a utilizar la comida como válvula de escape para compensar estados emocionales negativos. El estrés, la ansiedad, la tristeza, la soledad y el aburrimiento pueden desempeñar un papel clave en este trastorno. Los momentos especialmente difíciles de la vida pueden llevar a algunas personas a descargar su hambre a través de la comida: no se come por una necesidad física (para satisfacer la sensación de hambre), sino para encontrar un "remedio" contra las emociones negativas o contra una sensación general de vacío dentro de uno mismo. Reconocer el hambre nerviosa e intentar contrarrestarla es posible. Veamos cómo. (fuente: grupposandonato.it)
freepik
Las características del hambre física
El hambre física y el hambre nerviosa tienen características que permiten distinguirlas. El hambre física aparece gradualmente, no provoca culpabilidad, se basa en el acto de comer como una necesidad, una vez satisfecho se deja de comer.
freepik
Las características del hambre nerviosa
Las características del hambre nerviosa, en cambio, se basan en un hambre que llega de repente y se siente como urgente, que es insistente, que lleva a la culpa y que no cesa una vez que se ha terminado de comer.
freepik
Algunas estrategias para poner en práctica
Para intentar combatir el hambre nerviosa pueden aplicarse varias estrategias. Entre ellas, comer en pequeños bocados, hacer cinco comidas al día, preparar platos más elaborados que lleven más tiempo, masticar la comida durante más tiempo, comer lejos de los smartphones y la televisión, e intentar combatir el aburrimiento y la soledad realizando otras actividades.
freepik
Cuándo recurrir a un especialista
Cuando el hambre nerviosa no es sólo un episodio esporádico y se convierte en un problema tal que compromete la calidad de vida, el mejor consejo sigue siendo consultar a un especialista que ayude a encontrar una solución válida.
noticias de los grandes actores de hollywood
17/06/2024
Informativa ai sensi della Direttiva 2009/136/CE: questo sito utilizza solo cookie tecnici necessari alla navigazione da parte dell'utente in assenza dei quali il sito non potrebbe funzionare correttamente.